¿POR QUÉ ALGODÓN ORGÁNICO?

> Piel delicada                                                       

La piel de los bebés es delicada y sabemos que debemos cuidarla. Ponemos toda la atención en prepararles un entorno adecuado, saludable y por ello, debemos prestar especial atención a las telas que les envuelven, con las que les vestimos y están en contacto directo con su preciada piel. 

Además el algodón orgánico aporta un toque extra de suavidad y ternura al tacto.

 

> Evitamos alergias 

El algodón orgánico es directamente recomendado si el bebé tiene alguna afección cutánea, dermatitis, piel atópica… pues son telas que no pican ni producen alergias y evitan problemas respiratorios.
Con nuestras prendas se evitan así pesticidas, herbicidas y químicos que en muchos casos son los propios causantes de muchas alergias y dermatitis.

 

> Respeto por el Medio Ambiente

Todas nuestras telas son ecológicas, 100% algodón orgánico y certificadas.
Esto significa que están libres de tóxicos y sustancias nocivas, y el algodón orgánico se produce con semillas no tratadas y no modificadas genéticamente. Pero no sólo es importante la tela, sino también los tintes utilizados que deben ser a base de agua y de bajo impacto ambiental.
El 95% del agua que se utiliza en el cultivo del algodón orgánico es ecológica (de la propia tierra o lluvias) y reduce hasta un 98% los niveles de contaminación del agua, al no utilizar fertilizantes ni pesticidas.

 

> Comercio sostenible                                           

La normativa textil GOTS es reconocida de manera internacional y promueve una conciencia social; centrándose en una producción sostenible, cumpliendo reglas muy estrictas en su producción y que se hacen extensibles para todas las empresas a lo largo de su cadena de producción.

De esta forma se ayuda también a promover las plantaciones de algodón ecológico que respetan la tierra y a los agricultores que la cultivan.

Nuestras prendas son artesanas, personalizables y promueven el comercio justo y responsable.